divendres, 26 de febrer de 2016

"La interculturalidad no es comer cus cus: es escucharnos y conocernos". Hajar Nouinou, ple de febrer de 2016.

La santfeliuenca Hajar Nouinou el Harrak, veïna del Mas Lluí i candidata d'ICV-EUiA a les darreres municipals, va replicar de manera contundent en el fons i brillant en les formes a la moció islamòfoba del PP.
Aquesta va ser la seva intervenció:
Quiero pedir a los presentes que, por favor no se alarmen, ni abandonen sus asientos hasta que termine mis explicaciones.

Si empiezo esta intervención diciendo que mi nombre es Hajar Nouinou y hago la yihad todos los días, pueden pasar tres cosas.
  1. Los que me conocen saben que soy una chica normal, que ha vivido siempre en Sant Feliu y que nada tiene que ver con ningún tipo de terrorismo.
  2. Los que no me conozcan, y estén influenciados por los medios de comunicación, se alarmaran y como mi nombre es árabe, no dirán nada pero quizás pensarán que soy religiosa, y que ello es algo malo porque me lo han impuesto y que por lo tanto soy vulnerable.
  3. Habrá otros, que tampoco me conocen, y que también están influenciados por los medios de comunicación, y además, por algún tipo de fascismo que promueven grupos o partidos, estos directamente me acusarán de terrorista.

Con esto quiero decir, que es importante conocer el concepto de los términos de otras lenguas, así como el contexto en el que se usan. Si yo en una red social digo que soy yihadista es posible, y exagerando un poco, que en 2 horas tenga la policía en la puerta de casa y que en menos de 24 horas esté de camino a la Audiencia Nacional.

Pues bien, ¿Qué significa Yihad? La traducción literal de la palabra Yihad es “esfuerzo”. En el Corán aparece la palabra Yihad con el significado de esfuerzo en el camino de Alá, refiriéndose a un esfuerzo pacífico, consiste en ser mejor persona cada día, esforzarse por llevar una vida espiritual sana, promover la paz y la armonía en la sociedad, hacer la yihad es ser mejor creyente, mejor padre, mejor hijo….es esta la Yihad que nos enseñan en nuestras casas y la que aparece en el libro sagrado de los musulmanes.

La manipulación que se ha hecho de esta palabra por parte de medios de comunicación ha llevado a darle una acepción fuera de contexto que nada tiene que ver con el Islam. Relacionar la violencia y el terrorismo con la religión islámica, que profesan pacíficamente miles de personas en todo el mundo, puede calificarse como un acto deshonesto que lleva a la islamofobia, y al odio hacia lo diferente.

En la moción presentada hoy se hace una lista de países afectados por terrorismo de Daesh, (que así es como me gusta llamarlo a mí, que por cierto es un término negativo que vendría a significar “algo que pisotear” o “la persona que siembra discordia”), se trata de una lista incompleta pues faltaría Siria, Irak y algún otro país más, pero podemos ver que la mayoría son países árabes o de mayoría musulmana, con ello vemos que no puede calificarse de terrorismo islamista aquel que realmente quiere acabar con las personas que profesan esta fe.

En definitiva lo que quiero decir, es que condenar el terrorismo, sea del tipo que sea, es una obligación de todos, pero también es una obligación de todos el respeto hacia las religiones de los demás.

Condenar el terrorismo significa promover la paz, la convivencia y la igualdad de derechos y OPORTUNIDADES. Por ello, quiero aprovechar esta oportunidad que nos ha brindado el grupo del PP, para proponeros un trato, un trato muy sencillo, pero que quizás requiera de Yihad, esfuerzo de todos: Escucharnos y conocernos. Conversar, e intercambiar. Porque a través del dialogo podremos desmontar prejuicios, y porque sólo con el dialogo y entre vecinos es donde encontraremos la verdadera paz. La interculturalidad no es comer cus cus, la interculturalidad es escucharnos y conocernos.

2 comentaris:

Jordi Casanovas Saladrigas ha dit...

Cal que tots ens respectem, tan aquí com allà.

Jo respecto els musulmans, però ells no en respectaren a mi quan fa poc estava a 15 metres d'una mezquita a Istambul i no en varen servir un copa de vi en el dinar perque la mesquita estava "cerca".

Ja sé que és una cullonada aquest exemple, però és prou gràfic. I clar i català.

Jo m' adapto al seus costums. Ell es tenen que adaptar als meus.

I amics per sempre.!!!!

Rafael Bellido Cárdenas ha dit...

Es una intervenció brillant. La Yihad, com a guerra interior de cadascun/a, apel·la a que la veritable batalla es contra un mateix per ser millor persona i ser més útil a la comunitat.